10 de diciembre de 2012

¿Te come la envidia?

1. De regalo de cumpleaños a tu mejor amigo le dieron un celular de lujo, igual al que vos querías… ¿Cuál es tu reacción?

2. ¿Serías capaz de prestarle tus jeans favoritos a un amigo?

3. Dsde que tu amigo del alma dejó el club de los solteros, ¿han cambiado las cosas entre ustedes?

4. ¿Sos capaz de reconocer que a alguien le queda bien algo que a vos te queda fatal?

5. ¿Alguna vez has dicho “cómo me hubiera gustado nacer en otra familia o en otro país”?

6. ¿Qué pensás cuando ves pasar a un señor mayor en un carro increíble?

7. Uno de tus amigos no es muy agraciado que digamos, pero de pronto te enterás que anda con una chava espectacular. ¿Cuál es tu teoría?

Respuesta:

¡Libre de envidia! Vos no tenés problemas con la envidia. Sos de los que nunca desean lo que otros tienen, sino más bien luchás por lo que querés. Y si alguien que apreciás es feliz, también lo sos. Esto habla muy bien de vos, seguí así y verás como siempre te recompensará la vida

Estás en el límite. Tu forma de ser pasa por normal, aunque a veces sentís un poco de envidia de lo que los otros tienen y a vos te falta. En ocasiones sos conforme y sabés que no todo puede ser para vos, pero te dejás arrastrar por la envidia. Cuidado, estás en el límite.

¡Qué envidia! Sos de esas personas que viven inconformes por todo, nada les parece, siempre quieren lo que otros tienen y cuando no les va bien, están convencidos de que la vida es injusta. Si seguís pensando así te vas a amargar la vida como no tenés idea. Cambiá de actitud, valorá lo que tenés y disfrutalo.